Mauela Botero me parece una marca muy inspiradora, no sólo porque su directora creativa es una muestra de lo que es una mujer emprendedora, sino porque siempre busca ofrecer algo diferente a sus clientas y eso incluye trabajar con otros talentos que aportan un toque diferente al producto, que de por sí, ya es divino. Me gusta mucho poder colaborar y poner mi toque personal en estos zapatos, pues una vez los toco y les pongo color, se vuelven piezas diferentes a lo que eran en un principio y logramos una unión muy chévere, cuyo resultado muchas veces es bueno justamente porque se hace entre dos. Lo mejor de todo es que se apoye el talento local y Manuela lo tiene claro, buscar talento en otros lados sería un desperdicio de cualidades que muy fácilmente se encuentran en nuestra ciudad o país.

Invitación al taller:

Me encanta que todos nos podamos sentir únicos cuando nos vestimos, pues es una de las formas más fácilmente visibles de expresar quiénes somos. Por eso este taller tiene mucho valor, cada persona podrá llevarse un par de tenis que han ilustrado con sus propias manos, poniéndole su toque  único y personal, que la hace diferente del resto del universo. Por medio del color y la ilustración cada asistente le dirá al mundo lo que le gusta sin necesidad de usar palabras.